miércoles, 19 de diciembre de 2007

Todos contra el Canon

Hoy el tema de actualidad es el profundo debate entorno al canon digital. Aunque cuando hay ruido mediático sobre un tema no suelen ser buenos días para hablar del mismo, en este blog ya he recogido alguna vez la problemática relacionada con la propiedad intelectual.

Como Ingeniero en Informática los soportes son mis herramientas para trabajar. No puedo comprender como el CD o el DVD o los propios discos duros, que "SON LOS FOLIOS EN BLANCO DEL SIGLO XXI" deben pagar un canon a una ENTIDAD PRIVADA que representa a "los autores".

No hay que confundir estar en contra del canon con estar en contra de los derechos de autor. Todos queremos preservar la cultura y debe existir algún tipo de recompensa para el creador, pero esta forma de recaudar es aberrante. Aquí "AUTORES" somos todos los que disponemos de medios de creación de obras ya sea mediante un ordenador, una camara de fotos o cualquier otra cosa que genere una obra digital. ¿Por qué debe cobrar un asociado a la SGAE por mis fotos, mis videos o los powerpoint que realizo? ¿Por qué debo pagar por poder entregar mis proyectos en soporte electrónico?

Venía en la radio escuchando a oyentes manifestar su opinión sobre el tema y se ha puesto un ejemplo significativo y curioso.
"Es como si la DGT fuera una entidad privada de gestión de sanciones, y el Gobierno decidiera grabar con un impuesto a todos los coches que superen los 120 KM de velocidad por si en algún momento van más rápido y los radares no los pueden cazar."

Por tanto, quiero manifestar mi adhesión a la plataforma "Todos contra el canon" cuyo manifiesto es bastante razonable. No se trata de ir contra los autores sino de ser proporcionales en la recaudación. Porque tal como está planteado el tema, los autores también están indefensos contra una asociación "privada" que hace la gestión que le apetece con el dinero recaudado. ¿Representan estas asociaciones realmente a todos los autores?



Recomiendo que leáis el manifiesto de la plataforma "Todos contra el canon".

Desde luego, este pago por propiedad intelectual debería recaudarse en la obra y no en el soporte, aunque así seguro que los ingresos no serían tan suculentos. Además, si es un impuesto, debería ser recaudado por la Administración Pública y luego que fuera esta, con cierto criterio de proporcionalidad quien repartiera los ingresos. ¿O es que debe la propia Administración pagar por almacenar su información en soportes electrónicos? ¿Es que debe recaudarse propiedad intelectual para los autores asociados a las Entidades de Gestión de Derechos por la ejecución de los actos administrativos cuando estos son almacenados en soportes digitales?

Una de las reflexiones más interesantes es la aportada por Javier De la Cueva, del blog "Derecho e Internet" en el diario Público en este artículo.

2 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Por cierto, la comparación con el caso de la DGT es erronea a más no poder.
"Es como si la DGT fuera..."; por eso mismo, porque no lo es, vemos ese supuesto extraño e incorrecto.

En teoría, el objeto de las multas de tráfico no es recaudar sino sancionar a los infractores e intentar evitar que nos saltemos las normas de tráfico.
La recaudación es un efecto "colateral", e incluso, indeseable: lo ideal es que respetáramos las normas (y no hubiera accidentes) aunque no se recaudara nada en multas.

Por contra, el canon tiene como objeto recaudar para compensar a los autores por la merma de ingresos. En ningún caso tiene como objetivo el disminuir la venta de CD's, DVD's o reproductores MP3.

Claro, lo que surge es el tema de que cuando se compra un soporte no se sabe para qué se va a utilizar, y en cierta forma se "criminaliza" al comprador.
Pero, volviendo al tema tráfico, pero no de multas; sí que se paga una tasa (no sé si este el término exacto) al comprar un vehículo en función de la cilindrada: quien dice que yo con ese vehículo muy contaminante, a priori, no voy a hacer más que unos míseros 1.000 km./año y otro con un utilitario, muy ecológico a priori, no se hace 1.000 km./semana contaminándo en la práctica muchisimo más.
¿No ponemos el grito en el cielo ante esta circunstancia de "criminalizar" al comprador del coche de gran cilindrada?

Ya sabes que, hasta que no se me exponga una fórmula mejor, yo no soy contrario al canón (siempre que sean unas cantidades lógicas).
La más discutible para mí es quién recauda y cómo se reparte.

Anónimo dijo...

Bueno, hay varios argumentos entremezclados. Efectivamente el canon tiene un efecto recaudatorio, pero "presuponiendo la culpabilidad o el abuso del usuario", algo que en si mismo me parece ya grave. No obstante, entendiendo que es dificil de controlar qué se hace con los dispositivos y entendiendo que deben repararse los daños, lo que no concibo es que se cobre por si uno copia pero a su vez se prohibe la copia privada con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. O el canon te indemniza y habilita la copia o lo prohibes y quien copie es un delincuente pero no cobras un canon.
Esta claro que el canon es simplemente un favor a un lobby con mucho poder que no ha sabido/querido adecuar su modelo de negocio al uso de las nuevas tecnologías. Las discográficas no tienen sentido porque la intermediación en soportes ya no se sustenta como negocio. Solo hay que destacar que ITunes es a día de hoy el tercero en venta de música. Por otro lado, también hay que reprochar que mientras el precio de los soportes ha ido disminuyendo exponencialmente con los años, un CD siempre ha costado lo mismo hasta hace muy poco, por tanto, han explotado el negocio sin pensar ni en la cultura ni en los autores. Y lo más curioso es que quien suponemos que defiende a los autores y que recauda para promocionar la creación, no patrocina ni beneficia al gremio sino que protege a los más "comerciales" puesto que los repartos de ingresos son proporcionales a las ventas reales (o sea, más vendes, más te pago).

 
;