jueves, 14 de febrero de 2008

En el juego online también se hacen trampas

Esta semana Sergio Hernando ha elaborado un excelente post sobre el juego online y cómo se está utilizando para la distribución de malware que recomiendo leer.
A esto se junta la noticia que aparece hoy en DiarioTI que revela que mucho de este malware tiene como objetivo hacer trampas y estafar al jugador profesional que se mete en este tipo de plataformas.
La técnica es similar a la utilizada en los troyanos bancarios para adivinar los números de acceso: ir capturando cada poco tiempo las pantallas para enviar a un lugar esa información y que el jugador profesional acabe perdiendo la partida.

La noticia ha sido destapada por un canal de la televisión sueca que ha mostrado en un documental cómo estos estafadores ganan haciendo trampas a usuarios profesionales de poker en línea.



A veces soy demasiado repetitivo pero la vida real y el ciberespacio no se encuentran limitados por las mismas restricciones tanto de espacio como de tiempo, y por tanto, cosas que en la vida real no son posibles SI lo son en el mundo electrónico.

Un jugador profesional en una partida real sentado a una mesa puede más o menos controlar si está siendo espiado o al menos, proteger el contenido de sus cartas mirandolas cuidadosamente.

Un jugador profesional en una partida real sentado en una mesa virtual tiene que tener claro, a priori muchas cosas antes de poder dar por válida la limpieza de la mesa de juego y básicamente ello supone tener conocimiento de que su silla (en este caso su PC) es quien no va a jugarle una mala pasada y va a estar chivando sus cartas. Porque cuando sentado en tu PC miras tus cartas, las sabe el jugador y todas las aplicaciones que estén utilizando esa información para mostrar la partida. Si alguna aplicación de malware es capaz de interceptar nuestro juego, la partida está perdida si al otro lado el estafador sabe jugar.

La motivación como siempre, el beneficio económico y la facilidad con la que nuestras jovenes promesas pueden hacerse con estas cantidades de dinero. En el caso de la noticia, un joven de 16 años confiesa haber sustraído varios millones de euros. Como expresa perfectamente su confesión “No pensé mucho en lo que hacía. Entré y vi que había mucho dinero y sencillamente no puede contenerme. Era demasiado fácil". Con esa edad es dificil encontrar a gente con la madurez suficiente como para valorar la gravedad y trascendencia de este tipo de actos delictivos.

La noticia completa la podéis leer en DiarioTi:Realizan estafa millonaria contra jugadores de poker en línea

3 comentarios:

manu dijo...

hola, soy nuevo en este blog y la verdad que me apetece comentar algo sobre este tema del juego online. yo trabajo para una empresa de juego online, y la verdad que NO son las cosas tal como las comentas aqui.
a nosotros se nos exige seguridad a la hora de manejar tanto informacion del usuario como informacion de las acciones del usuario, es decir la empresa (y el software que se emplea) necesita pasar unos controles, que no se pasan a la ligera. Para ello existen pruebas de calidad para modelos ISO que lo corroboran.
En el sector hay empresas con mas de 20 anios a sus espaldas en el disenio de juegos online, ya sea poker, black jack o una simple tragaperras...
ademas para asegurar la aleatoriedad del sofware, matematicos visitan nuestra empresa a menudo y chequean unos dispositivos que se emplean a la hora de crear seeds para todo tipo de juego online.

En fin, todos sabemos que internet no es sinonimo de seguridad, pero dentro de lo que cabe al menos por mi experiencia en este mundo, la seguridad es algo que a la empresa de juego online le interesa y es una de sus principales prioridades.

Saludos,

Javier Cao Avellaneda dijo...

Quizás en el texto no me haya expresado correctamente. Nadie duda de la seguridad de las empresas del juego online. El problema es de nuevo el usuario final, al igual que ocurre con la banca online. Cuando hablo de que en el juego online se hacen "trampas" me refiero a que dentro de una partida legítima el usuario final puede tener en su máquina malware que esté siendo utilizado para hacer las trampas. No es responsabilidad de la empresa de juego online sino del usuario final, igual que ocurre en la banca electrónica, pero finalmente el afectado SI es el usuario. En este caso, las victimas parecen ser jugadores profesionales que pueden controlar del juego muchísimo pero que pueden no tener su equipo en las mejores circunstancias para establecer una partida limpia. Cada organización del mundo online puede controlar desde el inicio de la conexión hasta sus servicios todo el proceso de información pero siempre queda una parte del sistema sin controlar, que es el PC del usuario final. Y este que es el eslabón más debil es el elemento atacado por las personas que diseñan el malware para hacer las "trampas".

Anónimo dijo...

Se hacen trampas si los responsables de la web quieren, puesto que la programación lo permite, incluso en juegos simples como Tubillar.com, web expecializada en cabrear y poner de los nervios a jugadores con trampas infantiles. Mas detalles:
http://www.youtube.com/watch?v=jmQQW9ePZzM

 
;