jueves, 26 de junio de 2008

Podremos

Da gusto disfrutar del deporte cuando da una lección de vida. Hoy hemos podido ver a once cuerpos jugando con una sola cabeza, al igual que ya hiciera nuestra selección de baloncesto cuando logró ser campeona del mundo.
Con una organización que es realmente un equipo, solidarios, compenetrados, juntos por un objetivo comun y compartiendo el sacrificio, los sueños acaban, no sin esfuerzo, haciéndose una realidad.

Así podemos, y si no se logra, habrá sido un orgullo intentarlo con tanta clase, disciplina y elegancia.

 
;