miércoles, 3 de febrero de 2010

El corazón de Avatar

La última pelicula de James Cameron sorprende por lo complicado que es ya distinguir como espectador lo que es real y lo virtual. La tecnología 3D hace que el cine explote un recurso que no es nuevo pero que adquiere ahora un protagonismo relevante al ser muy diferenciador.

Los datos técnicos de Avatar impresionan. A cada uno le gusta lo suyo y he intentado dar con los recursos tecnológicos que han permitido realizar esta película. Recuerdo que Toy Story en su momento ya supuso un reto al tener que renderizar tamaños de imagenes muy grandes con gran precisión de detalle pero Avatar bate todos los hitos tecnológicos hasta la fecha.
Aunque tuvo un importante presupuesto, 230 millones de dólares, pocas semanas después del estreno ya es un producto rentable y la película más taquillera de toda la historia batiendo James Cameron a su anterior Titanic.

Ha requerido una gran cantidad de potencia tecnológica para poder crear sus impactantes efectos especiales. La empresa de efectos especiales Weta Digital no era nueva en el tema puesto que ya marcó un hito en el cine con El Señor de los Anillos.

Esta es una foto del CPD por dentro.


Sus instalaciones incluyen un campus de estudios de efectos, instalaciones de producción, estudios de sonido y un servicio integrado de centros de datos. Sus 10.000 metros cuadrados de servidores gestionan miles de órdenes de trabajo y una gran cantidad de datos.

Los detalles técnicos que he podido localizar a través de DiarioTI y http://www.datacenterknowledge.com/ cuentan que el centro de datos de Weta Digital mejoró sus equipos de hardware el pasado 2008 y ahora utiliza más de 4.000 blade HP BL2x200c en 34 racks, además de networking de 10 Gigabit Ethernet de Foundry (empresa adquirida en 2009 por Brocade) y almacenamiento de BluArc y NetApp. Los servidores contienen un total de 40.000 procesadores y 104 terabyte en RAM. Todos los equipos están conectados mediante fibra óptica a una unidad de almacenamiento de BluArc y NettApp, que contiene los 3 petabyte de datos necesarios para realizar la película. El hardware es refrigerado con agua.

Ahora con Google Street View incluso podemos pasearnos por la fachada de los estudios para hacernos una idea de cómo son sus instalaciones.


Ver mapa más grande

El sistema ocupa actualmente los lugares 193 al 197 de la lista de las 500 supercomputadoras más rápidas del mundo. Durante el último mes de la producción de Avatar, el centro de datos funcionó las 24 horas del día, realizando procesos que "movían" entre 7 y 8 gigabytes de datos por segundo. El producto final y la película en sí requieren mucho menos espacio que su producción; es decir, 12 MB por imagen. En otras palabras, cada segundo de la película consiste de 288 MB de datos o 17,8 GB por minuto.

No quiero ni imaginarme lo que puede ser dirigir una orquesta de 4000 servidores, 103 teras de RAM y 3 petabytes de datos.

Mucho menos ser el Responsable de Seguridad de semejante enjendro siendo uno de los bienes más codiciados antes del estreno. Sería también interesante conocer si existen los planes de continuidad de negocio de Weta Digital porque con tanta capacidad tecnológica debe ser difícil disponer de un centro alternativo con características similares. Al menos si tienen la suerte de que no hay discos USB de 3 petabytes todavía. Hay más detalles de la película en Avatarlapelicula.es
 
;