jueves, 29 de julio de 2010

La guerra del siglo XXI

Este último año se está hablando mucho de la protección de infraestructuras críticas, la preocupación por los ataques cibernéticos y las estrategias de los estados para poder responder a la ciberguerra.

Como todo buen estratega, el Gobierno Japonés ha centrado sus primeros esfuerzos en la monitorización y detección de ataques.

Tal como cuenta Fogonazos.es ya existe un sistema denominado NICTER que pretende ser el centro neurálgico de monitorización para este nuevo frente de batalla.

El sistema conocido como NICTER (Network Incident Analysis Center for Tactical Emergency Response) es un programa del gobierno japonés diseñado para proteger sus sistemas informáticos y detectar de forma temprana los ataques de denegación de servicio (DoS), robo de datos o penetración en sistemas que se realizan de forma organizada. La ventaja de NICTER, como explican en DigInfo, está en la facilidad con que los técnicos pueden ver “de qué país proceden los ataques, cuántos ataques se están produciendo”, qué patrones sigue el intercambio de archivos y preparar una respuesta rápida para evitar daños mayores.

Aunque el asunto suena un poco fantasmagórico, se trata de una realidad bien palpable. Los ataques de espionaje online sufridos por Google o el último ataque a empresas e instituciones estadounidenses hace unos meses son solo un ejemplo de cómo una de estas brechas de seguridad puede hacer verdaderos estragos en un país. Esos vectores que vemos cruzar de una parte a otra del globo no son proyectiles de alcance intercontinental, sino los ataques que se están produciendo a través de la red, de un país a otro, a cada minuto.

El video de Youtube es bastante ilustrativo sobre cómo funciona el sistema y predice cual será la tendencia de los estados en la gestión de las redes digitales que deberá realizarse en el siglo XXI.

 
;