martes, 18 de septiembre de 2007

Marketing viral y sus efectos secundarios

Ya el año pasado hablé de la Contaminación de contenidos como amenaza, asociado al efecto del "Pump and dump" para influir en la cotización de acciones mediante el phishing.

Ahora tenemos una nueva moda que podría también calificarse dentro de la categoría "contaminación de contenidos" pero utilizada por el mundillo del marketing.
Como ejemplo de un buen anzuelo quiero comentar la noticia publicada en el Diario 20 minutos, donde se hacía referencia a las fotos de una chica bastante guapa que había perdido su cámara.
El redactor del mensaje original apela a la buena intención del público internauta para que de la contribución de todos se pueda resolver el problema.

El anzuelo era muy bueno: unas fotos caseras y muy sensuales de una chica atractiva, el morbo de saber si aparecerían más fotos y en poses más comprometedoras o la preocupación por proteger la privacidad de la chica son ingredientes que llevan a movilizar a cualquier persona.

El mensaje original recuerda a esos mensajes cadena (Hoax) que tocan a la puerta de nuestro corazoncito para que caigamos en ser complices del reenvio de correos. A continuación extracto parte del mensaje:

"Los hay que han perdido la esperanza en la humanidad y no confían en las buenas acciones desinteresadas; sin embargo, la solidaridad también está de moda en el siglo XXI, y los hay capaces de cualquier cosa para devolver un objeto extraviado a sus dueños.

Entonces aparecen unos buenos samaritanos que encuentran la cámara digital y, tras echar un vistazo a las fotos, consideran que lo más justo es devolver el artilugio a su dueña, que debe andar buscándolo.

¿Cómo solucionarlo? Pues registrándose en Facebook, subiendo las imágenes y esperando a que ella, desde algún rincón del mundo, se identifique y vuelva a por lo que es suyo."

Días despues el Diario 20 minutos ha tenido que anunciar que la citada noticia pertenecía a una campaña de marketing viral del portal Facebook.

Evidentemente este tipo de fenómenos de aparición de Webs solicitando la colaboración internauta no es nuevo, pero lo que sí llama la atención es ver a medios tradicionales haciéndose eco de rumores y noticias no confirmadas para colaborar inconscientemente en esas supuestas campañas de "marketing viral".

Aunque imagino que los efectos por parte de quien contrata este tipo de campañas serán positivos y la cotización de la modelo también debe aumentar bastante, creo que para la reputación de los medios tradicionales que primero dan la noticia y luego tienen que rectificar aclarando que han sido víctimas y colaboradores en la difusión de un rumor ya no debe serlo tanto, pensando sobre todo que la reputación y credibilidad de un buen medio de comunicación se basa en la calidad, veracidad y exactitud de las noticias que proporciona.

De hecho, un experimento similar ya lo ha hecho la "genial" gente del programa "Se lo que hicisteis..." para engañar al resto de programas rosa y ridiculizar así la "calidad de las fuentes que manejan". No tiene desperdicio ver en Youtube el "cómo se tramo e hizo" que a continuación adjunto.


Ante semejante ridículo de los medios del corazón, una evidencia como esta debería para hacer reflexionar sobre el significado de la palabra "periodista".

También es lógico pensar que igual que este tipo de mecanismos se lanzan para publicitar productos, no es descabellado pensar en usar los mismos mecanismos para difamar a la competencia. En este caso, sí será posible etiquetarlos como "Hoax" o "Spam".
 
;