miércoles, 6 de abril de 2005

La contaminación de contenidos, una nueva amenaza contra la seguridad de la información

Este blog tiene como tema principal la seguridad de la información, que queda garantizada por sus cuatro principales propiedades que son la autenticación, la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad.

La noticia que hoy quiero comentar tiene que ver con la contaminación de contenidos o la difusión de noticias falsas como si fueran verdaderas. En estos casos nada amenaza a la información en sí sino a su procesamiento. A un hecho o noticia se le da validez porque se confía en una fuente que posteriormente se demuestra que no es fidedigna.

En este caso, alguien confiable da credibilidad a una fuente no contrastada mediante suficientes fuentes. Ese que es el principal trabajo de un periodista ultimamente está siendo olvidado. No es la primera vez que un medio se hace eco de un rumor aparecido en Internet como si cualquier cosa publicada en Internet fuera fiable. En un medio de comunicación en donde no existe ninguna garantía sobre la identidad del autor ni ningún código ético por parte de los profesionales que en él escriben, semejante suposición es un error.

La noticia que leo hoy en el mundo y que me sirve para ilustrar estos hechos es que una agencia de noticias italiana ha tenido que desmentir que haya enviado un comunicado anunciando que Bin Laden vaya a asistir al entierro del papa. Y todo, porque el mensaje que llegó a quien le dió la credibilidad inicial tenía las mismas marcas de texto que los mensajes que envía esta agencia de noticias.

¿Con semejante mecanismo de verificar la veracidad de la información, quién puede fiarse de los medios?

Noticia relacionada: Elmundo.es - Ansa, obligada a explicar que Bin Laden no irá al funeral del Papa
 
;