jueves, 18 de diciembre de 2008

Tomandose en serio la palabra confidencial

Ayer nombraba la Ley de Secretos oficiales y hoy sale a la palestra en base a unas declaraciones del Ministro Moratinos que está preocupado e indignado por las continuas filtraciones de su Ministerio a la prensa. Parece que alguien si quiere tomarse en serio la palabra confidencial y está dispuesto a tomar las decisiones que considere oportunas para garantizar la correcta custodia de la información.
Parece un tema baladí pero es preocupante que a tan altas esferas, España vaya perdiendo papeles o "los papeles". El Ministerio de Exteriores, junto con el de Defensa e Interior forman tres patas muy importantes en la protección de la información sensible del Estado.

La noticia que aparece en varios medios como "La Ser", "El Mundo" o "Público" comenta precisamente cómo se plantea la reforma de la Ley que Secretos oficiales que ayer comentaba.

Aunque por lo que venía escuchando en la radio, todavía no tiene muy claro las acciones a tomar y baraja la implantación de protocolos de intercambios de información y custodia basados en modelos militares, lo suyo sería realizar un análisis de riesgos de la problemática del Ministerio. Sería un bonito proyecto que le permitiría identificar los requisitos de seguridad de sus actividades, y no solo los criterios de confidencialidad.

Tal como aparece en prensa, las medidas apuntan a una implantación de protocolos de intercambio de información. En concreto, todos estos aspectos pueden ser fácilmente resueltos si nos apoyamos en la norma ISO 27002:2005, en concreto en el objetivo de control 10.8 y unos buenos medios sería la implantación de los siguientes controles:
  • 10.8.1. Política de intercambio de información

  • 10.8.2 Acuerdos de intercambio

  • Soportes físicos en tránsito

  • Mensajería electrónica

  • Sistemas de información empresariales

Lo recogido en prensa al respecto es:
"Moratinos avanzó que este grupo de trabajo está analizando distintos "modelos europeos" en gestión y custodia de documentos, así como el modo de circulación de documentos que emplea la OTAN.
El jefe de la Diplomacia española consideró además que "probablemente habrá que revisar" la Ley de Secretos Oficiales para "garantizar" la seguridad de los textos y evitar filtraciones que, en su opinión, "debilitan" la gestión del Estado y del Gobierno.
Moratinos, que explicó que se ha decidido cesar al cónsul de España en Sao Paulo porque él mismo ha reconocido que filtró el informe, reiteró que su departamento aún investiga cómo desaparecieron los llamados 'papeles de Guantánamo' del Ministerio.
Por otra parte, el ministro no pudo avanzar qué tipo de medidas emprenderá contra Manuel Aguirre de Cárcer, el autor del informe 'muy secreto' desvelado por 'El País' que trasladaba la petición estadounidense sobre las escalas de los vuelos y actual embajador en misión especial para cuestiones de Desarme.
Moratinos precisó que hay un jefe inspector de la Carrera Diplomática encargado de este caso y que, cuando concluya su investigación, propondrá medidas."


Es también ejemplarizante que las fugas generen un proceso disciplinario y que supongan el cese del personal que la produce. Si no, sólo se anima a la impunidad y en seguridad de la información, ésto es siempre un mal precedente.
El problema es seguramente que otras veces es el propio Ministerio el interesado en realizar dichas filtraciones, aun a costa de la seguridad del Estado.
 
;