viernes, 22 de febrero de 2008

Cifrados "vulnerables" de discos duros

Esta semana se juntan dos noticias en relación a problemas de seguridad de discos completos.

Por un lado, el buen trabajo de Heise Security que acaba de dejar en evidencia a toda una gama de discos USB que proclaman utilizar cifrado AES para proteger los datos y a la hora de la verdad se conforman con hacer un simple XOR de los mismos contra un bloque-clave fijo. El detalle del estudio se puede leer en Enclosed, but not encrypted.

Por otro, la noticia que salta hoy a la primera plana de los blogs más destacados es la posibilidad de romper el sistema de cifrado de disco completo de algunas de las aplicaciones más utilizadas por almacenar en memoria DRAM la clave de cifrado simétrico. Un equipo de la Universidad de Princeton lo ha logrado y encima ha dejado un video demotración de cómo lograrlo.

Los investigadores de Princeton han demostrado que los datos en la DRAM pueden sobrevivir entre varios segundos y -digamos- un minuto tras apagar un ordenador a temperatura ambiente, pero que además ese tiempo puede alargarse enormemente si se procede a enfriar la memoria con un simple spray congelante (y ya no digamos con nitrógeno líquido).
Para muestra la imagen que cuelgan en Kriptópolis con los los datos recuperados (de izquierda a derecha) de la RAM a los 5, 30, 60 y 300 segundos de apagar el ordenador:

Ni TrueCrypt, ni BitLocker, que viene con Windows Vista; ni FileVault, que viene con MacOS X; ni dm-crypt, usado en Linux resisten el ataque.
En resumen, estos sistemas pretenden ser más seguros mediante el almacenamiento de la clave de cifrado en memoria DRAM (sin escribirla en ningún momento a disco) pero un atacante (o investigador forense) con acceso físico al PC puede extraer los chips de memoria, enfriarlos de alguna manera (incluso con sprays de aire comprimiedo), y acceder a la clave sin problema. Cosas de película pero ¿que no se hace por un puñado de dolares, una buena motivación o una buena recompensa?
Quien quiera curiosear, en este enlace tiene la documentación técnica de cómo lo han conseguido y a continuación adjunto también el video demostración de cómo se ha logrado.



Sugerencia: Esperar cinco minutos antes de abandonar el portatil en una ubicación física no controlada o bien hacer una pausa para el café y apagar antes el portatil para tener la certeza de que la DRAM se volatiliza o bien usar discos cifrados por hardware como ya comenté hace un año que tienen la clave en un dispositivo USB para tener controlada la clave de cifrado.

Quiero también dejar claro que estos incidentes no deben generar desconfianza sobre el cifrado.
"No fallan las matemáticas, falla la implementación tecnológica de las mismas."

 
;