miércoles, 3 de septiembre de 2008

Google Chrome, lobo con piel de cordero...

Me apunto al carro del bombazo informativo que ha supuesto la aparición en el mercado de Google Chrome. Son varios los sitios que hoy valoran la funcionalidad del nuevo navegador y yo también quiero comentar algunas cosas.
Solo he podido probar qué pasa con problemas en la conexión https y qué condiciones respecto a la privacidad ofrece este nuevo producto de Google, que siempre tiene un ansia por reclutar información.
Respecto a la primera de las cuestiones, Google Chrome avisa de manera notoria de que existe un problema, quizás sea el que mejor traslada al usuario la sensación de peligro, aunque Firefox 3 también lo hace muy correctamente. Este es el aspecto de una Web cuando la conexión no es https.


Respecto a ciertas cuestiones de privacidad, ya se me ha adelantado Error500.net que hace un magnífico y completo análisis de la cuestión.

Yo quiero destacar otros elementos de juicio para que sean también tenidos en consideración por parte de los nuevos usuarios de Google Chrome y es lo que motiva el título de este post.



Cierto es que tras Google siempre uno tiene cierto temor de estar frente a un Gran Hermano que busca camelarnos para "saber más sobre nosotros". También es verdad que Google aplica cierta política de transparencia al ofrecer el código fuente del nuevo software.

Yo tengo últimamente la manía de leer las "condiciones de uso" o las famosas "EULAS" antes de darle al siguiente, siguiente y siguiente, y es ahí donde he encontrado mis principales sorpresas.

A los tan habituales apartados de exclusión de garantías que vienen a decir que las cosas son como son y si se te rompe algo, el fabricante jamás será culpable, como adjunto a continuación “14. Exclusión de garantías: 14.1 Los Servicios se ofrecen "tal cual", por lo que Google y sus Subsidiarias y filiales, así como los proveedores de licencias, no ofrecen garantía alguna al respecto.”

Lo primero que llama la atención es que Google Chrome no es un producto software, es un software que da un servicio. Esta afirmación se apoya en su licencia, definida en el punto 10 que textualmente dice
10. Licencia de Google
10.1 Google le concede una licencia personal, internacional y no exclusiva, que no está sujeta a derechos de autor y que no puede asignarse, para usar el software proporcionado por Google como parte de los Servicios (en adelante, el "Software"). Esta licencia se otorga con el único propósito de permitirle utilizar los Servicios que le ofrece Google y beneficiarse de ellos según lo estipulado en las Condiciones.”


La siguiente pregunta por tanto es ¿Qué gana Google regalando un software de navegación? Evidentemente, su principal interés es que no solo quiere saber lo que te gusta al buscar sino también lo que te gusta al navegar. Además, si utilizas “servicios online” estás concediendo cierta autorización a Google a usar el contenido.

11. Su licencia del Contenido
11.1 Conservará los derechos de autor y cualquier otro derecho que ya posea del Contenido que envíe, publique o muestre en los Servicios o a través de ellos. Al enviar, publicar o mostrar Contenido, estará concediendo a Google una licencia permanente, internacional, irrevocable, no exclusiva y que no está sujeta a derechos de autor para reproducir, adaptar, modificar, traducir, publicar, representar y mostrar públicamente, así como para distribuir cualquier Contenido que envíe, publique o muestre en los Servicios o a través de ellos. Esta licencia se otorga con el único propósito de permitir a Google publicar, distribuir y promocionar los Servicios y puede revocarse para determinados Servicios, según lo estipulado en las Condiciones adicionales asociadas.
11.2 Acepta que esta licencia concede a Google el derecho de distribuir el Contenido a otras empresas, organizaciones o personas con las que Google mantiene una relación con el fin de ofrecer servicios sindicados y de utilizar dicho Contenido en relación con la prestación de los Servicios.
11.3 Por otra parte, usted es consciente de que, al llevar a cabo los pasos técnicos requeridos para ofrecer los Servicios a nuestros usuarios, Google podrá (a) transmitir o distribuir el Contenido a través de diversas redes públicas y distintos medios; y (b) aplicar los cambios necesarios al Contenido a fin de adaptarlo a los requisitos técnicos que exigen las redes, los dispositivos, los servicios o los medios de conexión pertinentes. Acepta que, por la presente licencia, se le concede a Google el derecho de llevar a cabo estas acciones.
11.4 Confirma y garantiza a Google que posee todos los derechos, poderes y autoridad necesarios para conceder la licencia anteriormente mencionada.


En los temas de privacidad, nos reenvía a su política general que por desgracia es tan ambigua que no deja muy claro hasta donde llega lo que saben de nosotros.

Así que ya como usuario preocupado por mi privacidad (o más bien de que no se haga negocio con ella) me surgen ya algunas dudas.

Si usando Google Chrome accedo a mi servicio Gmail, no tengo derecho a la privacidad en las comunicaciones ¿Puede Google, “adaptar, modificar, traducir, publicar, representar y mostrar públicamente, así como para distribuir cualquier Contenido que envíe, publique o muestre en los Servicios o a través de ellos”?

Yo soy informático, no abogado así que esperemos que los comentarios encuentren algunas respuestas o aclaren mejor que suponen estos términos del servicio.

6 comentarios:

jc dijo...

Pues creo que Javier Muñoz dio con la respuesta más lógica...

http://www.iabogado.com/esp/blogcfm/1/2008/09/La-letra-pequea-de-Google-Chrome-mal-empezamos.cfm

"Parece claro que los chicos de Google no se han molestado en crear unas condiciones legales específicas para el navegador, y se han limitado a hacer un copia+pega de las cláusulas genéricas (EULA) del buscador y los demás servicios y aplicaciones de la gigaempresa californiana."

Juan Ignacio M. dijo...

A mí lo que siempre me ha chocado es cómo la gente se lanza a usar un producto que está en "beta".

Vale que, seguramente, es una "beta" entre comillas, como suelen serlo el resto de productos de "google", que siguen en dicho estado durante años con millones de usuarios, y que ya está muy probada (seguro que mucho más que otros productos que están, en principio, en una version final, se supone que estable), pero a mí me deja una sensación de cierta inseguridad el usar, para según que cosas, un producto que se autoetiqueta como "beta".

iuveaene dijo...

Esto mismo fue tratado ayer en Slashdot (en inglés)

y efectivamente es un corta y pega de los típicos servicios de Google que estoy seguro que se eliminarán en la versión final. ¿Error o despiste? nunca se sabe.

Algo parecido ocurrió cuando Adobe puso su mini versión online del PS (Photoshop Express) con unas condiciones en el EULA un tanto extrañas que luego tuvo que cambiar.

Joseba Enjuto dijo...

De todas formas, según he leído parece que Google va a cambiar el famoso EULA...

Javier Cao Avellaneda dijo...

Comparto contigo JIMC la inquitud por esta moda de que ciertos productos sean siempre "Beta". Es uno de estos casos en donde me gustaría ser abogado porque no entiendo como puede salir al mercado un producto "inseguro" en el sentido industrial. Con otras disciplinas que no son la informática, es intolerable. Además creo que la "Ley general defensa consumidores y usuarios" seguro que tiene algo que decir al respecto.

Pero también ocurre que vemos muchos productos ya terminados con la famosa cláusula de "Irresponsabilidad" que viene a decir algo parecido a lo que pone Google, “14. Exclusión de garantías: 14.1 Los Servicios se ofrecen "tal cual", por lo que Google y sus Subsidiarias y filiales, así como los proveedores de licencias, no ofrecen garantía alguna al respecto.”

Me imagino comprando una casa y en el contrato algo así como "La casa está construida como se ha podido así que si por cualquier motivo se nos cae, que sepa que no era nuestra intención hacer un producto defectuoso". En fin, es lo que toca con esto del software pero creo que también es debido en parte a ser una profesión no regulada. Si las negligencias no tienen consecuencias, ¿qué motivación hay para hacer las cosas bien? Pues solo la profesionalidad y la responsabilidad pero son valores que no todo el mundo tiene, sobre todo cuando hablamos de su impacto económico y la traducción en plazos de entrega. Algo que puede empezar a estar cambiando, según lo que apunta http://www.ingenierosdeprimera.com/node/1892

jc dijo...

Lo que más me gusta de google es su capacidad para escuchar a la red y corregir sus errores.

http://amephist.com/google-cambia-el-eula-de-chrome-204.htm

 
;